Make your own free website on Tripod.com

 

MIS CARTAS Y COMUNICADOS No. 2

HON. GURÚ TELÉSFORO LINARES SANCHEZ


LA GRAN FRATERNIDAD UNIVERSAL

Hermosa y muy diciente frase. Grande y Sublime para realizarla, vivirla y enseñarla. Compartirla con nuestra hermana humanidad con el sentimiento de comprensión, fraternidad y paz y, sobretodo, con un sentimiento de unidad, amor y libertad. Ya son muchos los grupos que se disputan la representación real y verdadera. Todos dicen ser los representantes legales, de ser los únicos que enseñan el mensaje grandioso y sublime que dejó para la humanidad el M. Sublime AVATAR de la Era del Aquarius Dr. Serge RaYNaud de la FerRIere, y es que todos tienen razón, puesto que las enseñanzas dejadas por un AVATAR son un legado para la Humanidad y toda ella en igualdad de derechos puede beber el néctar de la sabiduría que tan copiosamente derramó nuestro Sublime MAESTRE.

Es verdad que dejó un CONSEJO SUPREMO y una SEDE CENTRAL en Caracas, pero... vamos a ver qué es lo que ha sucedido realmente. Me propongo escribir en estas líneas, mis experiencias vividas desde l956 y bajo la palabra de un Iniciado, que según mi MAESTRO el Venerable SAT ARHAT Dr, José Manuel Estrada en su momento me dijo: "La palabra de un Iniciado debe de ser como una escritura, siempre verdadera, pues un Iniciado nunca miente". Así que relataré los hechos como los vi y compartí, guardando respeto y por tanto silenciando en mi interior muchas cosas, que, aunque no me convencían del todo fui guardando, no sin dolor y con un cierto sentimiento de culpa por no hablar, por no compartir con la hermandad nueva, la verdad de los hechos.

Nuestra Institución, obsérvese que digo nuestra Institución, pues de acuerdo a nuestro M. Sublime MAESTRE, "La Gran Fraternidad Universal, es un término genérico que engloba a toda la Humanidad". Así pienso y actúo como miembro activo de la misma, como partícipe de un trabajo que atañe a cada ser humano sin distinción de raza, credo o condición social, según rezan los Estatutos Universales dejados por ÉL... y que están impresos en Su libro "Los Grandes Mensajes" editados en Bogotá por la Editorial Lumbre, bajo la supervisión directa de el MAESTRE.

Bien es cierto que hemos tenido varios periodos que han marcado la historia del proceso natural de una Institución como La Gran Fraternidad Universal, puesto que cuando un Avatar viene, encuentra a la humanidad en un estado de crisis, los valores de la era anterior se mantienen rígidos, apegados a las normas y costumbres propios del anterior ciclo, naturalmente con su carga ya retrógrada, nos mantiene sujetos a usos y costumbres. En el caso de Piscis su acerbo de negativismo, divisionismo y egoísmo ilimitado. Así pues al venir nuestro Maestre y dar su primera enseñanza, a unos pocos Discípulos, al retirarse El de Venezuela, sobrevino el primer sacudón, pues la mayoría, si no todos, pensaban en ser los escogidos para ser los Directores de la Institución. Cuando el S. MAESTRE nombró al entonces GAG-PA José Manuel Estrada, otorgándole todos los poderes Iniciáticos y Administrativos, así como consagrándolo como el primer Sacerdote de la Era, diciéndole: "Estrada, ahora le toca a usted". Así con la seguridad y confianza en Su Primer Discípulo, El MAESTRE partió tranquilo para New York para ya no volver más a Venezuela. Así por ésta determinación, fueron varios los que se retiraron, quedando muy pocos hermanos. Entre los que se quedaron y que formaron la avanzada de la Era, fueron entre otros el Hermano Mayor José M. Estrada, los entonces hermanos Alfonso Gil Colmenares, Juan Víctor Mejías, Ismael Pacheco, Zoila de Pacheco, Homero Gil Colmenares etc. Recién ido El Maestre, llegó entonces el Bachiller Domingo Días Porta, comenzando éste pequeño grupo el trabajo misional, se abrieron centros en Sur América, Centro América y México, fue un tiempo de gran trabajo. El HERMANO MAYOR dirigía y daba el ejemplo de la dinámica Misional, dirigía y viajaba, viajaba y dirigía, siendo incansable en su trabajo por la Institución.

Fue un período de progreso, fraternidad y comprensión, todos, cual más, cual menos, se esforzaban por dar el Mensaje, las buenas nuevas. Todo era entusiasmo, pues la motivación venía del MAESTRE que no dejaba de guiar e impulsar la labor de sus Discípulos, Así en estos primeros l0 años, la Misión floreció. La América conoció de La Gran Fraternidad Universal y la Misión de la Orden del Aquarius abría sus primeras Escuelas en Sudamérica, Centro América y México, así como algunos Centros en los Estados Unidos. Además de los Centros y contactos que el M.S. MAESTRE hacía en los 5 continentes. (Véase las "Magias del Saber y Sus Circulares") Pero... Llegó el día en que el S. Maestre, debía probar la fidelidad de su Primer Discípulo y le ordenó hacer su "Retiro Iniciático" propio del 6to. grado. Para cumplir así uno de los Ashramas que debe cumplir quien llega al grado de MAESTRO. Así este se realizó de l958 a l96l, cumpliendo así sus 40 meses de silencio y Retiro, interrumpido sólo por unos cuantos Comunicados de Orientación que en determinadas fechas enviaba a la hermandad.

A finales de l96l regresa de su Retiro y sale acompañado de su hijo Joselito y de su compañera en el Retiro y vida posterior, la Hermana Carlota Castañeda de Estrada. Hecho éste que promovió los celos misionales y tal vez divinos de su Discípulo David Ferriz Olivares, quien tenía una gran veneración por Su MAESTRO, rayando en el más alto grado de fanatismo y sentimientos de amor Sublime que sólo se ve en los pasajes Sagrados en que D.I.O.S demanda los más variados sacrificios a sus escogidos. Así las cosas, se promovió una fuerte campaña de desprestigio, calumnias e intrigas ante el Muy Sublime MAESTRE, quien no desaprovechó la oportunidad para probar a Su DISCÍPULO a fin de que éste lograra le emancipación, la Realización, la LIBERACIÓN. Este hecho no fue comprendido por ninguno de sus Condiscípulos, sino que más bien permitieron que el MAESTRE los utilizara como elementos probatorios en el GRAN SENDERO del Primer Discípulo del CRISTO.

Fue así, que cuando el HERMANO MAYOR llegó a Caracas ante el Maestro Gil Colmenares, quien fungía entonces como Director General de la Institución para ofrecerle sus Servicios e integrarse a la labor misional, como él creía debería ser, un Servidor permanente de la Humanidad a través de la GRAN FRATERNIDAD UNIVERSAL. Pero... ¿Qué sucedió? Lo que El nunca se esperó. El MAESTRO Gil con su acostumbrada severidad le contestó: "Ud. no tiene que hacer nada aquí, Usted está en retiro y debe continuar retirado". Ante esta inesperada respuesta de su Condiscípulo, el MAESTRO Estrada, promovió una serie de entrevistas con sus Cojerarcas, llegándose luego de varias reuniones a un acuerdo en el que se le nombró GUIA Y CUSTODIA de la Institución. No obstante éste nombramiento no se le permitió oficialmente seguir laborando en los centros establecidos por Él antes de Su Retiro Iniciático en la G.F.U., pues se insistía en su retiro definitivo.
Ante la realidad que vivía la G.F.U. en esos momentos, de un cierto estancamiento, debido principalmente a un abandono de parte de Caracas a lo Centros establecidos, puesto que sólo de vez en cuando se visitaban los lugares, aunque siempre se mantuvieron activos, recibiendo una Circular mensual, emitida por él Consejo Supremo y la especial atención que el MUY SUBLIME MAESTRE nos brindaba a través de sus Circulares mensuales y su Correspondencia personal.

Foto histórica tomada en 1.963, los 3 discípulos del MAESTRE: Ven. Hermano Mayor José M. Estrada, Ven. Juan Víctor Mejías y el Ven. Alfonso Gil Colmenares y el Gurú David Ferriz Olivares discípulo del Ven. Hno. Mayor. En esta reunión se nombró al Maestre Estrada "GUIA Y CUSTODIA" de la G.F.U.

Así se mantuvieron durante esos 40 meses de retiro del Maestro Estrada, pero una vez iniciada la labor extraordinaria del Venerable HERMANO MAYOR tomaron nuevo impulso, se volvieron a recibir visitas periódicas, acompañadas de una actividad renovada, de un impulso permanente, no sólo por el trabajo del Maestro, sino también por el carisma propio que el manifestaba. El ejemplo manifiesto en Él, hacía de la Fraternidad un ejemplo viviente de tolerancia, fraternidad y comprensión. En sus visitas siempre nos estimulaba al trabajo en bien de la humanidad, en bien de nosotros mismos y de nuestro avance en el Sendero. No dejaba de insistir en el trabajo, respeto y obediencia al S. MAESTRE así como a la Jerarquía, hermandad u organización, cualesquiera que ella fuere. Recuerdo que una vez quise congraciarme con Él, hablando algo de uno de los Maestros de Caracas. Su reacción fue inmediata. "Un momento" Me dijo: "Estas cosas son de Gil y Mejias conmigo, y nosotros las arreglamos entre nosotros, usted no tiene que meterse en esto, por favor me los respeta como Iniciados que son, recuerde que son sus superiores" Con esta reprimenda yo comprendí de la gran conciencia que tenia de su prueba de la aceptación de su crucifixión ante el Muy Sublime MAESTRE y de la aceptación de la expiación por la que atravesaba. Esa lapidación que silenciosa y humildemente aceptaba en nombre de aquel a quien servia. El no olvidaba nunca lo que Su MAESTRE le dijo: "Estrada, no se deje crucificar, porque si a usted lo crucifican, me crucifican a mí" ¡Y eso era lo que estaba sucediendo! El MAESTRE probaba a su DISCÍPULO, pero EL también estaba en la Prueba. Pocos nos dimos cuenta de ello y apoyamos al HERMANO MAYOR, naturalmente con las consecuencias ya conocidas. Nos tildaron de herejes, cismáticos, sectarios, y otros epítetos más y nos desconocieron como miembros de la Gran Fraternidad Universal. Con todo y ello, el Maestro siempre nos instaba para seguir enviando al Consejo Supremo nuestro informe de labores, siempre nos decía: "No dejen de informar a Caracas sobre sus actividades, no importa si no les contestan, ustedes cumplan". Así se hizo hasta que comenzaron a regresar los sobres con una leyenda que decía: "Devuélvase al remitente". Ante estos hechos, preguntamos al Maestro ¿Qué debíamos hacer? Él nos contestó: "Ya está bien, si no aceptan nuestros informes, vamos a hacer nuestro propio Consejo" Así fundó en Bogotá el primer Consejo Administrativo y en México, el CONSEJO SUPERIOR y la Suprema Orden del Aquarius, recibiendo de Caracas el más absoluto rechazo. Así, ni aceptaban nuestro trabajo como miembros de la Gran Fraternidad Universal, ni como Organización paralela al trabajo que conjuntamente podíamos desarrollar. Así las dos ondas del Aquarius quedaban enfrentadas en vez de ir paralelas. Oriente y Occidente, Norte y Sur, Activo y Pasivo, Positivo y Negativo, los dos principios de la actividad cósmica para la evolución permanente de las cosas y de la Humanidad.

Así fue necesario trabajar, haciéndose cada día más difícil el acercamiento, puesto que Caracas, aceptaba al Maestro Estrada, como el Primer Discípulo del MAESTRE, pero no le aceptaban su trabajo. ¿Porqué? Seguramente por no tener el coraje de seguir su ejemplo de trabajo y dedicación, su sentido de fraternidad, amor y comprensión a la humanidad, a sus múltiples Discípulos, aunque alguno lo traicionó, siempre se dirigía a el, diciendo: "Mi amado Discípulo Ferriz". Nunca le oímos hablar mal de él, ni de ninguno de sus perseguidores, siempre ecuánime, sonriente y amigo de todo el mundo. Las intrigas y escupitajos que le lanzaban no hacían mella en Él. Cuando en l957 iba camino a Caracas nos dijo en Bogotá: "En Caracas me espera una Gran Prueba, pero debo aceptarla como llegue", y así fue. Le cortaron su pelo y le rasuraron su barba de Nazareno, lo despojaron de sus vestiduras de ALTO INICIADO, y de acuerdo a la orden de su SUBLIME MAESTRE, entregó todo poder Iniciático y Administrativo y se fue a su Retiro de silencio y abandono, pues no llevaba más que una muda de ropa y su Altar, el mismo que lo había heredado su MAESTRE. También en Bogotá, se le preguntó" ¿Cuales eran las órdenes que dejaba a la hermandad? Contestó, con un tono de voz muy especial nos dijo: "LAS ORDENES QUE LES DOY SON ESTAS: QUE PRACTIQUEN LA FRATERNIDAD, QUE CUMPLAN LAS ORDENES DE MI MUY SUBLIME MAESTRE Y QUE NO SE OLVIDEN DEL HERMANO MAYOR EN SUS MOMENTOS DE TRIBULACIÓN".

Asimismo en l98l estando en Quito, Ecuador, se presentaron dos hechos que le hicieron salir un poco de su acostumbrado equilibrio y de su ecuánime actitud. Cuando llegó éste su servidor a Quito, la hermandad de allí me hizo la siguiente pregunta: ¿Es cierto que se puede oficiar la Ceremonia o el Antenaje con números pares y que el Sol pasa a ser el número impar? Se puede pero no se debe hacer con luces pares, por tener implicaciones negativas, pero, ya viene el HERMANO MAYOR, Él es el que mejor lo Sabe, pregúntenle y Él les instruirá. Así que la hermandad le preguntó sobre el particular y Él instruyó de la siguiente manera: La Ceremonia como el Antenaje se deben realizar con luces impares, pues esto la hace de carácter positivo, Solar. Si se hace con números pares se torna lunar y negativa. Días después estando el MAESTRO arreglando su Altar, después de haber oficiado, llegó el Hermano Marco Tapia y dirigiéndose al GAG-PA Telésforo Linares, le dijo lo siguiente: "Reverendo, eso que nos mandaron hacer, nadie quiere hacerlo, porque dicen que con el trabajo y movimiento continuo se desbarata, sé apachurra". Al oír esto el Venerable HERMANO MAYOR, preguntó: ¿Qué es lo que ustedes dos se traen? Y continuó arreglando su Altar. Le solicité al Hermano Getuls, le informara al Maestro de lo que se trataba, el continuó, "si, MAESTRO, es que el Maestro Días Porta nos pidió que le mandáramos hacer un Altar que no lleve clavos ni nada de metal". Al oír esto el HERMANO MAYOR se incorporó, pues estaba agachado, y dando una palmada con sus dos manos, nos dijo: "Eso es una deformación más que quieren introducir, y eso no lo voy a permitir. Óiganme bien lo que voy a decir. TODO debe volver a como lo dejo nuestro Muy SUBLIME MAESTRE, absolutamente TODO. ¿Me entienden? Si MAESTRO le dijimos los que estábamos ahí. Pero él recalcó. No lo olviden, es necesario que todo, absolutamente TODO, vuelva a como EL lo dejó, y señalándome con su dedo de la mano derecha, me dijo: Usted encárguese de eso, ¿Me entiende hijo, me entiende? Estas flores no van ahí, van sobre las columnas". Si, MAESTRO, le contesté, pero usted las pone abajo y, delante de mí van dos Superiores a mí que no van a aceptar esto que usted me acaba de decir, en tal caso ¿qué debo hacer? "Usted dígales que yo les mando decir esto y déjelos que hagan lo que quieran, Usted me cumple. Óigalo bien. Pase lo que pase, "Usted me cumple". Y continuó arreglando su Altar. Como yo creí que esto sólo se refería a la Línea Solar, en la primera oportunidad que vi al Maestro Domingo Días Porta y al H. Gurú Marchelli, les informé de lo sucedido con el Venerable HERMANO MAYOR, recibiendo la siguiente respuesta del Maestro Días: "Si eso es así, pero yo ahora no puedo hacer nada". Lo comprendí por el momento especialmente probatorio por el que estaba pasando y esperé mejores días para ver si se lograba alguna acción positiva al respecto, sin ningún resultado hasta la fecha. En cuanto al H. Gurú Marcelli la cosa fue más definitiva, él me contesto. "NO, eso no es así, porque si así fuera el MAESTRO me lo hubiese dicho a mí y no a usted. Las flores deben de ir en el piso porque ellas representan el sexo y el sexo no va ahí, y dando media vuelta tumbó con su dalmática el florero de las flores rojas, y entonces dijo: "No debo hablar más", y cerró la conversación.

Continuemos con los sucesos de Quito: Terminaba el MAESTRO de arreglar su Altar cuando llegó el Hermano Gegnian Luis Páez y nos dijo: "Ya está el desayuno listo" por favor bajen que los están esperando. Así que bajamos, nos situamos en los lugares que nos habían designado, y antes de bendecir la mesa, el MAESTRO dijo: Aquí falta algo, no Maestro dijo Luis. "Si, falta mi Pepsi Cola" acucioso el Hermano salió, para luego regresar con unas cuantas botellas de la famosa bebida. Tomó el MAESTRO una de las botellas, la levantó un poco y pregunto quienes querían tal bebida, naturalmente que todos manifestamos nuestra aceptación, así el Maestro sirvió personalmente en cada uno de los vasos que le acercaron, quedándome de último, pues me encontraba a la izquierda del MAESTRO. Él colocó el pico de la botella en mi vaso y sin servir nada, me dijo: "Haga lo que el Maestro dice, pero no lo que el Maestro hace, porque muchas veces el Maestro hace cosas que el Discípulo no debe hacer", y me sirvió mi porción. Yo estaba anonadado, no sabía que hacer, la mañana había sido demasiado fuerte para mí. Él me miró con una ternura infinita y me dijo: "Tómese su Pepsi". Yo seguía indeciso, en mi interior bullían y se mezclaban una multitud de pensamientos, mi Ser se estremecía frenéticamente y no atinaba a decir ni hacer nada. El Maestro me miraba de reojo, como diciendo, "la estas pasando hijo mío" De pronto se volvió hacia mí y me dijo con profunda ternura. "Tómatela hijo", y siguió hablando con la hermandad. Tome un sorbo, el que sentí que me quemaba el paladar, no podía pasarlo, cuando lo hice, mi garganta y todo mi pecho me ardían como si hubiera tomado fuego. Mi ahogo pasó cuando el hermano Luis nos avisó que los autobuses estaban listos, pues íbamos de paseo a uno de los bellísimos lagos que hay en Ecuador, en esta ocasión íbamos al Lago "Kuikocha".

Estando ya allí, viendo y admirando la belleza del lugar, todos estábamos felices, pero me bullía la desazón. Me separé del grupo para meditar sobre los acontecimientos y un poco abstraído me recosté en uno de los barandales que permite acercarse para observar la multitud de peces multicolores que habitan las verdosas aguas del lago, cuando de pronto se acerca el MAESTRO y por encima de mi hombro derecho me dijo: "No se le olvide, hijo, todo debe volver a como El Sublime MAESTRE lo dejó" y se alejó sonriente. Esta es la semblanza que dejó grabada en mi alma y la única razón de mí existir. Por ello les pido, por favor UNION, FRATERNIDAD, COMPRENSIÓN.

Pero sigamos con la historia de la Gran Fraternidad Universal. Cuando el Maestro Gil recibió la Dirección General de la Institución, después de celebrar la Ceremonia Cósmica, se paró muy firme en el pequeño atrio del Templo de Caracas, cruzó los brazos sobre el pecho y con tono severo y grave dijo lo siguiente: "Ahora aquí mando yo, y se va a hacer lo que yo diga, y el que no esté de acuerdo, puede irse". Prácticamente con esta frase inauguró su mandato y parece que la cumplió. Pues demos una hojeada despreocupada e imparcial de los hechos desde que él recibió la Dirección. ¿Que pasó realmente con el HERMANO MAYOR José Manuel Estrada? ¿Y en la Dirección General del Maestro Mejías, pudo él actuar con plena libertad? ¿Y el Maestro Ferriz pudo dirigir libremente la Institución en su paso como Director General? Preguntémonos e investiguemos ¿Por qué fue expulsado del Templo de Caracas? Pero si queremos ser fraternales, amigos, hermanos, compañeros de Obra, olvidemos el pasado negativo y que los errores cometidos nos sirvan de experiencia y que sea un llamado a la reflexión, a la comprensión y con ello busquemos la UNION, haciendo de la Gran Fraternidad Universal, eso, UNA GRAN FRATERNIDAD UNIVERSAL, perdonando y corrigiendo los errores, propios, y perdonando a quienes nos han ofendido o perseguido en alguna forma, pues en mi concepto, todo esto son influencias traídas de la Era pasada. Recordemos que todos nuestros MAESTROS son y han sido nacidos en Piscis de cuya influencia nefasta, de una manera o de otra han sido afectados.

La época es propicia, los movimientos de unidad y comprensión son cada día mayores. Todos aún, luchan por transitar los caminos de la Paz y la Comprensión, de la Unión y la Fraternidad, pero todos al igual que nosotros queremos que esos caminos sean recorridos por otros, que sean ellos los que den el primer paso para el abrazo definitivo.
¿Que nos pasa? Seguramente tenemos miedo a perder nuestra supremacía, nuestro lugar de preeminencia o liderazgo, de Caudillo o director, o simplemente, a pesar de todo, no queremos la unión o no estamos preparados para VIVIR la verdadera Hermandad, la amistad y la comprensión, bajo un marco de FRATERNIDAD, COMPRENSIÓN Y LIBERTAD. Seguramente, no estamos preparados ni acostumbrados para ello. Seguimos siendo presa de las influencia de Piscis con su egoísmo, fanatismo y demás ismos que limitan o impiden comprender que somos una HUMANIDAD una HERMANDAD ilimitada que transita por los Senderos de la LIBERACIÓN aunque lo hagamos por diferentes sendas y cada quien lo hace de acuerdo a su estado evolutivo, a su Estado de Conciencia.

Hablar de un MAESTRO, de una Organización o de un grupo es muy fácil. Máxime cuando no lo conocemos, no hemos convivido con él, y sólo nos basamos en habladurías o calumnias de gentes interesadas en promover rencores, esconder verdades y manipular conciencias. HERMANOS, por favor abrámonos al MAESTRE, a la VERDAD al verdadero sentimientos de HERMANOS seguidores de una sola verdad, de un solo Sendero, de un Solo y único MAESTRE. No olvidemos que es mejor Ser Servidor como soldado de una Gran Causa, que capitán de una pequeña secta. Un estudiante de Iniciación no da cabida al chisme, la calumnia y menos a la persecución de un MAESTRO. No olvidemos que el SABER CALLAR es la regla de oro del Iniciado.

Si somos fieles a la verdad y los recuerdos no nos fallan, debemos hacer una meditación profunda sobre nuestras actuaciones, corrigiendo y rectificando nuestras fallas y errores, nuestra manera de pensar y de actuar y con el más alto sentimiento de humildad, comprensión y tolerancia buscar causes que permitan un trabajo conjunto, fraternal y amistoso, congruente con nuestros postulados y principios, puesto que ante todo, está el MAESTRE, La Gran Fraternidad Universal y, sobretodo el prestigio de unos y otros. Por favor, no sigamos dando el penoso ejemplo de desequilibrio, sectarismo y falta de comprensión entre Hermanos de un mismo credo, de un mismo ideal, seguidores de un mismo MAESTRE.

Para hacer inicialmente un esfuerzo de unión sería bueno hacer un encuentro ecuménico en donde se oigan las partes, se oigan cargos y descargos, se dialogue en un verdadero clima de Fraternidad, tolerancia y comprensión. Como segundo punto, sería bueno y oportuno que el Consejo Supremo diera curso a lo dispuesto por nuestro Sublime MAESTRE en el sentido de mantener siempre una trilogía formada por los más altos y preclaros Jerarcas para que ocupen la Dirección General, la Subdirección, la Administración general, tal como El la dejó establecida, con un tiempo de permanencia entre siete (7) y diez (l0) años. Y para completar los cuatro brazos de la Cruz, sería justo que se nombrara también el Director del Servicio Iniciático Esotérico, (S. I. E.) para que conjuntamente gobierne, dirija, oriente e instruya a la Hermandad, estableciendo un vínculo de verdadera Fraternidad Universal. No está de más proponer antes una amnistía con toda la Hermandad para que entre todos busquemos esos Servidores, que han de ser verdaderos ejemplos de Fraternidad y Tolerancia, capaces de ofrecer amor, comprensión y paz verdadera y siempre en comunión con el MAESTRE.

Por último manifiesto mi deseo de ser un soldado raso, un colaborador incondicional, un amigo, un hermano más, y un servidor del MAESTRE y de su CAUSA. Solo solicito se me permita Servir el más alto Ideal. La GRAN FRATERNIDAD UNIVERSAL como la única Gran VERDAD y mi más caro anhelo y la razón de mi vida.

Si por causalidad con esta mi verdad, ofendo o incomodo algún miembro de la Jerarquía,
les ruego me disculpen, pues mi deseo no es molestar o indisponer a nadie, sólo que alguien debe decir la verdad de acuerdo a su vivencia.

Con mi saludo fraternal a toda la Honorable Jerarquía y Hermandad en general, les saludo, unido en el más alto ideal y al CRISTO REY.


P A X . . .

Gurú Telésforo Linares S.

México, 16 de Julio del 2.003